Sin categoría

EL PROBADOR by Reyes García-Doncel

La ciudad estrena aire cálido y tardes soñolientas. Cuando sales a la calle, el bullicio de compra que flota en el ambiente te atrapa. En un escaparte un traje veraniego te impulsa a entrar, contiene promesas de momentos felices, de futuras vanidades satisfechas. En el interior la marea de azules, verdes y rosas te aturde, pero tú consigues alcanzar el traje y lo conservas en la mano como un tesoro.

Dentro del probador las luces de neón y el espejo te devuelven una realidad que desvanece tus ilusiones, y alejan esos mundos que imaginaste conquistar. Entonces la dependienta te señala con desgana un cajón de madera donde abandonar el traje, que ya se ha convertido en nada, o peor, en un desengaño, como el revoltijo de prendas que allí se amasan, un vertedero de deseos olvidados.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s