Reseñas, Libros

Reseña: Cuentos castellanos a cargo de Felicitas Rebaque

DESDE NUESTRA OLVIDADA MITOLOGÍA A NUESTRO ACTUAL IMAGINARIO.

By Mercedes G. Rojo

Aprovechando que acabo de finalizar la lectura del primer volumen de Nuevos Cuentos Castellanos Viejos, y que ella como editora de este blog (estoy segura)  no va a hacerlo, me encantaría compartir con el público lector de esta nueva página, la reseña que en su momento hice para el volumen II, de la obra de Felicitas Rebaque.  Todo lo que en su día dije para aquel, se mantiene para hoy, quizá con la única salvedad de que el planteamiento de estos primeros relatos permita la lectura individual a niños incluso un “pelín” más jóvenes – por planteamiento y temática-  que los del volumen II, aunque quienes me conocen saben  que siempre he defendido que la literatura no ha de tener edad. Y es que estamos necesitados de buena literatura para los más jóvenes, pero de esa que ellos pueden disfrutar a la vez que también nosotros podemos hacerlo como adultos.

Pero centrémonos en el libro. ¿Quién dice que los antiguos personajes, aquellos de los que habla nuestra mitología, los que están casi perdidos en esa tradición oral que también se nos escapa entre los dedos,  los  que rondan en los más recónditos rincones de la memoria de nuestra infancia no existen? ¿Y si les preguntamos a los protagonistas de Felicitas Rebaque?

Posee esta autora dos tomos ya editados (un pajarín nos ha dicho que hay más guardados en el cajón que esperamos vean pronto la luz) de lo que ha dado en llamar Nuevos Cuentos Castellanos Viejos, editados por el sello editorial Lobo Sapiens. Cuando di en leer el primero de sus libros (aunque fuera su segundo volumen) apenas conocía a Felicitas más que por referencia de terceras personas, sin embargo hubo dos alicientes que hicieron que me acercase a su lectura: que el libro contara con un prólogo de Gonzalo Moure Trenor, escritor al que admiro profundamente y una de cuyas obras me ha acompañado como libro de cabecera y de trabajo durante años (hablo de A la mierda la bicicleta), y el de las ilustraciones realizadas  para el mismo por Eva del Riego, magnífica pintora  a quien ya por aquel entonces me unía la común experiencia  del “gato maragato”. Si a ello unimos mi pasión por las leyendas, por los decires ocultos en la tradición oral de nuestros pueblos, el conjunto estaba completo haciendo la tentación irresistible. 

Comencé pues su lectura con curiosidad y empatía, enfrentándome a cuatro relatos diferentes cuyos títulos me hablaban de un viaje a oscuras leyendas del pasado, habitadas por esos seres misteriosos que alimentan el imaginario de todas las culturas: personajes diferentes con nombres diferentes. La Encantada, la Manona, el Ojanco y el Oricuerno me traían ecos de antiguas tradiciones unidas a situaciones actuales, con personajes y espacios más reconocibles ; ecos de supersticiones pero también de temores infantiles (y no tanto) a los que la razón nos enfrenta, aunque siempre deje un cierto poso de duda sobre su existencia en los más hondo de nuestro sentir. 

Lo mismo me ha sucedido ahora con la Paparrasola, el duende Martinicio, los Diminutos o el Bú. Y es que así son los libros que Felicitas nos pone entre las manos, libros que vuelven a hacernos soñar, como antaño. 

Si  al finalizar la  lectura de aquel segundo volumen  el regusto que me dejó fue  la necesidad de acudir  al primero para seguir descubriendo el rastro de nuevos  personajes y leyendas tan nuestros, la lectura de éste me incita a insistirle a Felicitas Rebaque (ahora que nuestros caminos se han unido en una relación de amistad y de literatura) para que no abandone este camino y que entre proyecto y proyecto nos siga regalando con nuevas historias de estos legendarios personajes.

Lo he hablado muchas veces con ella, en otros lugares (comunidades autónomas incluidas), en otra culturas, protegen “a capa y espada”,  aquello que consideran forma parte de sus señas de identidad. Y la tradición oral, que en tantas ocasiones ha nutrido y sigue haciéndolo nuestra literatura, es una de esas señas.  Ninguna Comunidad, ninguna provincia, ninguna comarca  debería  olvidarla y sí abrirnos a sus inmensas posibilidades, como han hecho Felicitas Rebaque como autora, José Antonio Mtnez. Reñones como editor, y Graciela García Robles y Eva del Riego como ilustradoras de estos libros, toda una aventura teniendo en cuenta que ahora mismo parece que la tendencia busca exclusivamente títulos que sirvan como fórmula mágica para enfrentarnos a cualquier dificultad surgida a lo largo de las diferentes fases del crecimiento infantil.  Pero a mi entender (y en base a mi experiencia de madre, educadora, animadora cultural…) son libros como estos los que no deberían faltar en las librerías de todas las casas, escuelas y bibliotecas, para salvaguardar el pasado y disfrutar del presente, porque contienen parte de esas raíces que nunca deberíamos perder y las claves para enfrentarnos al crecimiento como adultos.

Aprovecho pues esta lectura del primer volumen  y estas líneas  para agradecer,  por el regalo  que la misma ha supuesto,  a Felicitas Rebaque y a quienes con ella han hecho posible estos libros, y  a vosotros, a vosotras que seguís este nuevo blog que su ilusión ha puesto en marcha; os invito a sumergiros en su lectura y a dejar volar vuestra imaginación por las ilustraciones de ambos volúmenes, tan diferentes en ambos casos pero igual de sugerentes, porque estoy segura de que con ambas acciones disfrutaréis considerablemente y os permitirá encontrar la oportunidad de regalar con ellos a los más jóvenes., tal como estoy segura habéis hecho con algunos clásicos  de Julio Verne, Emilio Salgari  y otras firmas clásicas que formaron parte de nuestras lecturas de infancia y juventud y que no fueron precisa y exclusivamente escritos para un público más específico.

Que sea ésta mi “pica” puesta a favor de la literatura sin edad, para disfrutar en cualquier etapa de acuerdo a lo que cada una de ellas permita percibir de acuerdo con la etapa que se esté viviendo.

3 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s