Vidas paralelas

Vidas paralelas VI: Las tres Musas by Valentí Gómez i Oliver

Hipatia

En el mundo clásico griego, entre los discípulos de Orfeo, el extraordinario cantor y tañedor de lira, era habitual celebrar sus rituales invocando, por ejemplo, “a las musas”, mientras se quemaba incienso oloroso:

            “Hijas de Mnemósine [la memoria] y del resonante Zeus, Musas Piérides, afamadas, gloriosas, muy gratas para los mortales que visitáis, multiformes, generadoras del irreprochable valor que supone toda instrucción. Nutridoras del alma, ordenadoras del pensamiento, soberanas conductoras de la mente vigorosa. Vosotras, que distéis a conocer a los mortales los misterios rituales, Clío, Euterpe, Talía, Melpómene, Terpsícore, Erato, Polimnia, Urania, juntamente con la madre Calíope [¿tal vez de las sirenas?] y la poderosa diosa Hage [se trata de Mnemósine]. Mas, ea, venid, por favor, para vuestros iniciados, multicolores y castas, aportando una emulación gloriosa, deseada y por muchos celebrada”.

            Mencionaré, ahora brevemente, a algunas Musas de la poesía. En primer lugar a Calíope, la hermana mayor de todas las Musas, quien junto al dios Apolo dio a luz al singular Orfeo. Ella llevaba una corona dorada y era la Musa de la poesía épica. Inspiró, quizá, a Virgilio, en su Eneida, la que comienza: “Arma virumque cano, Troiae qui primus ab oris // Italiam, fato profugus, Laviniaque uenit // litora….”

            En segundo lugar a Erato, que acompañada por su lira es la Musa de la poesía lírica, cantora de los sentimientos más íntimos. Inspiradora, posiblemente, de estos versos de la poeta argentina Alejandra Pizarnik (1936-1972): “La Carencia”: “Yo no sé de pájaros, // no conozco la historia del fuego.  // Pero creo que mi soledad debería tener alas.”

            Para finalizar y de manera un tanto furtiva, querría referirme a una especie de anti-Musa (Musa Vulgaris), que ha abducido y sigue abduciendo a tantos/as, seguidores, cada vez más numerosos/as, devotos/as de kakà poiémata ( malas poesías). Por desgracia también he caído en las redes de la anti-Musa y estos son los versos que me ha “inspirado”  ̶  lo lamento pero he de ser fiel a mis impulsos: “ Ya sé que soy malo // no puedo parar // ni quiero callar // merezco un buen palo”

Cura ut valeas!

Valentí Gómez i Oliver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s