Sin categoría

El restaurador by Roberto Spinelli

Tuvieron que pasar cien años para darme cuenta.  Hoy hice lo mismo que él.

Cuando llegué no sabía serruchar una madera, ni encender la fragua, desconocía el funcionamiento de relojes, motores y armas.

He creado objetos hermosos de ruinas oxidadas, le devolví la vida a cuchillos, mesas, hachas y guitarras.

Pero ahora lo entiendo, llega un momento en que uno se cansa de renovarse y solo desea envejecer, como todo el mundo.

Por eso, hoy hice lo mismo que él, colgué un cartel buscando aprendiz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s