Archipielago

Orígenes: LA NADA DE LA REVOLUCIÓN by Scarlet Cabrera

Uno de los concepto más sustanciales en Sociología es la categoría “Revolución”.

Ahora:

— ¿Qué se entiende por revolución? —

La revolución en términos tradicionales, es un cambio político/económico  violento/radical el cual genera  un orden distinto al precedente con la constante de no hay marcha atrás; no obstante, aunque esa definición ha venido cambiando ya que se han suscitado diversas revoluciones no violentas —la revolución de Internet por ejemplo— el aspecto de “no tener retorno” sigue conservando el matiz originario.

…sin embargo:

Actualmente, en pleno XXI, estamos viviendo un proceso revolucionario sin precedentes con la Guerra Rusia/Ucrania; por cierto, al estilo tradicional de las famosas guerras que tanto han marcado a la humanidad, esas como siempre, con resultados nefastos para la población, aquellos invisibles a los intereses del poder.

  • ¿Por qué esta guerra es distinta a las demás y acapara tanta atención si después de todo, guerra es guerra? —

No es tan difícil de comprender, en realidad es muy fácil.

Cuando una potencia invade a una ex colonia, es obvio que pasa al nivel superior del interés internacional, especialmente, de las otras potencias.

“No es necesidad, no deseo: no, el amor al poder es el demonio de los hombres. Déjelos tener todo: salud, comida, un lugar para vivir, entretenimiento; son y siguen siendo infelices y desanimados: porque el demonio espera y espera y estará satisfecho.” (1) Friedrich Nietzsche.

En el siglo XXI se han suscitado horrorosas guerras en África —  a 11.802 kilómetros del continente europeo y específicamente,
 a 9.351 Km de Madrid — es decir, a nada.

Sobre fondo negro habían pintado en blanco, con grandes letras: «Demos gracias al cielo de que valemos infinitamente más que nuestros antepasados. —Hornero». La firma era imponente. Tuve que reírme. Me encontraba muy bien allí; la inconsciencia absoluta, la descuidada felicidad de aquel ambiente me acariciaban el espíritu.“  Nada/ Carmen Laforet. (2)

…y sobre esa “inconsciencia absoluta” sobre la cual Laforet crea un ambiente emocional tan enajenado como adictivo —hoy, en pleno abril del 2022estamos transitando una revolución ciega y hasta intocable en sus magnas implicaciones.

“La credulidad de los hombres sobrepasa lo imaginable. Su deseo de no ver la realidad, sus ansias de un espectáculo alegre, aún cuando provenga la más absoluta de las ficciones, y su voluntad de ceguera no tienen límites. Son preferibles las fábulas, las ficciones, los mitos, los cuentos para niños, a afrontar el desvelamiento de la crueldad de lo real que obliga a soportar la evidencia de la tragedia del mundo. Para conjurar la muerte, el homo sapiens la deja de lado. A fin de evitar resolver el problema, lo suprime. Tener que morir sólo concierne a los mortales: el creyente, ingenuo y necio, sabe que es inmortal, que sobrevivirá a la hecatombe universal.” Michel Onfray
(3)

…sí, una inmensa ceguera nos ha domesticado socioculturalmente —somos los animalitos en el laboratorio del sistema internacional— torpes ratoncitos alucinando que son libres cuando en realidad, vivimos en la Matrix de la alienación más surrealista.

En la actual guerra europea Rusia/Ucrania, se está desatando un nuevo orden geopolítico que no tendrá retorno:

  • Carrera armamentista a tope.
  • Redistribución del éxodo  —en este caso, por cierto, bien recibido en Europa— lo cual, recapitulando, no ha ocurrido con los refugiados africanos que tanto han sido masacrados históricamente por sus codiciosos vecinos europeos; prueba sine qua non del porqué las migraciones tienen una connotación despectiva y discriminatoria en el oasis de la Europa contemporánea.
  • Cohesión de las potencias en bandos.
  • Lupa sobre las materias primas. Justo ahora, el combustible se encuentra levitando sobre el charco de la necesidad invernal y si consideramos que Rusia abastece con un 40% al Unión Europea, es más que obvio que de esta guerra saldrá sí o sí, una redefinición de las necesidades, los precios y el quiénes y cómo abastecen, a potencias europeas como lo es el caso de Alemania. 

“Entre los debates que ha abierto el conflicto bélico en Ucrania figura el relativo a la dependencia de Europa del gas que compra a Rusia. Moscú exporta en torno al 43% del gas del mercado mundial y un 72% de esas exportaciones van a parar a manos de las principales potencias europeas. De hecho, la utilización del gas como herramienta de presión por parte del Kremlin viene ocurriendo desde mucho antes del inicio de una ofensiva a gran escala en territorio ucraniano y se ha traducido en un aumento del precio de la energía que golpea de lleno a los consumidores.” (4)

«Siento compasión por los ucranianos, pero tienen cierta suerte; no todos los pueblos son recibidos así«  Abdulrazak Gurnah, (5)  

En fin.

A  2.946,65 km desde Madrid a Ucrania —es decir— a Nada.

“Entonces fue cuando empecé a darme cuenta de que se aguantan mucho mejor las contrariedades grandes que las pequeñas nimiedades de cada día.“   Carmen Laforet/Nada (6)

Fuentes citas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s