Archipielago

La vida de los nómadas digitales en España: «Con el nuevo visado, vamos a ser cada vez más»

Publicado en El Confidencial By Héctor García Barnés

El Gobierno prepara un nuevo trato para los extranjeros que quieran venir a nuestro país a teletrabajar. Hablamos con algunos de ellos para que nos expliquen qué esperan de España

«Si has visto alguno de mis vídeos sobre nómadas digitales, sabrás que estoy obsesionada por encontrar los lugares más geniales para trabajar de manera remota por todo el mundo: en este vídeo, voy a hacer un poco de ‘workation‘ en una pequeña isla al noroeste de África». La isla es Gran Canaria y quien arranca su vídeo con esta frase es Crosby Melendi, la principal responsable de Crosby Grace Travels, una nómada digital que muestra a sus suscriptores sus viajes por el mundo como trabajadora errante y a los que ofrece sesiones de ‘coaching’ o libros sobre su experiencia.

«He estado en muchos sitios en España desde que me convertí en nómada digital. He trabajado y viajado a Barcelona, Sevilla, Las Palmas y Madrid», explica por correo electrónico. «Elijo estos destinos porque la mayoría tienen una combinación perfecta de cosas interesantes para hacer, así como amplios cafés y espacios de ‘coworking’ para trabajar. Mis lugares preferidos son Barcelona (como es una ciudad tan grande, hay muchas cosas que hacer y toneladas de cafeterías y espacios de ‘coworking’ para elegir) y Las Palmas (es un fantástico ‘hub’ de nómadas digitales donde hay muchos trabajadores remotos para quedar durante y después de la jornada laboral; además, ¡la belleza natural de la isla es increíble!)».

«La libertad de elegir cuándo viajar ayuda a abaratar muchísimo los costes»

Crosby es una de las nómadas que están esperando la nueva ley de ‘startups‘ del Gobierno socialista, que contempla la creación de un visado para nómadas digitales con el objetivo explícito de atraer el talento extranjero. Esta fórmula permitirá que estos trabajadores pueden quedarse hasta cinco años en España, siempre y cuando obtengan más del 80% de sus ingresos de empresas extranjeras, y disfrutarán de una reducción del 24% al 15% en su tipo impositivo durante los cuatro primeros años.

La mayoría de estos nómadas suele pasar por ahora mucho menos tiempo en nuestro país. Crosby explica que en su caso intenta destinar al menos 10 días a cada uno de sus destinos para «experimentar el área y poder cumplir todas mis responsabilidades laborales«, aunque le gustaría pasar al menos tres semanas. Carlaconwifi es otra nómada digital de origen venezolano (aunque con nacionalidad española) que desde 2020 decidió vender todas sus cosas y embarcarse en otra vida. Ha pasado por cuatro países distintos, entre ellos España, donde vivió dos meses. También Portugal (seis), Croacia (tres) y un año en Varsovia, tres de los destinos europeos más comunes de estos nómadas.

A la lista hay que añadir otros 15 países, donde ha pasado «un par de días». Carla es una de las creadoras de contenido sobre nómadas digitales con más influencia en el ámbito hispanohablante, con vídeos como «Cinco ideas para ganar dinero por internet en 2020» o «De estudiante sin dinero a nómada digital«. «En un principio lo hacía por precio, aunque eran tiempos de covid y los precios estaban superbajos«, responde cuando se le pregunta cómo seleccionaba sus destinos. «Ahora creo que busco principalmente destinos que me gusten y que estén bien conectados por avión. También busco destinos que sean seguros para mujeres y personas de la comunidad LGBTQ+».

En un vídeo de 35 minutos, el programador Sergio Sala ofrece una guía para nómadas digitales en Tenerife, uno de los destinos más populares, donde en los últimos tiempos se ha producido un enfrentamiento entre el Gobierno canario y partidos como Podemos a propósito de los efectos negativos de estos trabajadores en la población local. El 11 de agosto, el viceconsejero de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias publicó un tuit que decía «digital nomad, go home«. «Es uno de los hogares de los nómadas digitales por su tiempo y sus paisajes», explica el programador en su vídeo. Como él mismo cuenta a El Confidencial, «elegí las Islas Canarias porque hay una buena comunidad de nómadas digitales, buen internet y acceso directo a actividades en el agua».

«Estamos deseando que salga adelante el visado para quedarnos más, ¡amamos España!»

Al final de su vídeo, Sala ofrece un cálculo del dinero mensual que cuesta ser un nómada digital en Canarias. En total, 2.371 euros («un buen precio, dado que son las Canarias»), que incluyen alrededor de 1.000 en alojamiento, 334 en comida o 306 en transporte automovilístico. En el vídeo, se ve al mexicano conviviendo con otros compañeros nómadas en distintos ‘coliving’ en La Orotava y el Valle de San Lorenzo. El Gobierno canario ha trabajado activamente por la llegada de los nómadas digitales. Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno insular, presumía este verano de ser «uno de los destinos que más crecen para los nómadas digitales».

Uno de los problemas con los que se encuentran los estudiosos es la dificultad para calcular la cantidad exacta de nómadas digitales que llegan a un destino y su impacto económico, como explica Ricardo Urrestarazu, profesor de Economía de la Universidad de Málaga. «Es un fenómeno en principio positivo, pero que genera problemas, porque son personas con un nivel adquisitivo alto que están dispuestas a pagar alquileres caros en las mejores zonas de la ciudad, donde ya hay cierta actividad turística, que pasan poco tiempo en la ciudad y que se instalan con gente que son como ellos», explica. (Link)

En ocasiones, los nómadas digitales recurren a ese estilo de vida como una forma de ahorro. Carlaconwifi se ha especializado en vídeos donde enseña sus trucos mientras viaja de país en país, como ‘Vive en Madrid sin pagar alojamiento‘, un breve vídeo en el que recomienda una página de intercambio de trabajo. «Creo que lo principal es la libertad de elegir cuándo viajar, eso ayuda a abaratar muchísimo los costos», explica. «Por ejemplo, estuve en Split de abril a mayo y me ahorré mucho dinero porque viajé justo antes del pico turístico, de igual manera hay muchas alternativas como hacer voluntariados [intercambiar trabajo por alojamiento] o hacer ‘house sitting’ para ahorrar dinero en alojamiento».

«Yo me muevo principalmente por vuelos baratos, si veo un vuelo barato y me cuadra con mi agenda, ¡me voy!», prosigue Carla, que recuerda que la vida del nómada, lejos de los deberes de la familia y del hogar, no tiene que enfrentarse a ciertos gastos fijos. «Pero sin duda hay muchas maneras de hacerlo, una de las cosas que más me gustan de esta vida es que al poder estar en ambientes tan diferentes siempre, fuera de la renta, comida, etc. mis gastos son superbajos. No compro ropa, no tengo cosas caras y suelo visitar lugares con mucha naturaleza en donde la mayoría de los planes son gratuitos».

¿Quién da más?

La competición entre países para recibir a nómadas digitales es cada vez más dura y ha provocado lo que algunos consideran una carrera a la desesperada por ofrecer las mejores condiciones. Portugal es uno de los últimos países en implantar un visado digital muy ventajoso para los visitantes que cobren al menos cuatro veces el sueldo mínimo del país y que entrará en vigor a partir del 30 de octubre. Estonia es uno de los países pioneros en poner en marcha un visado digital para nómadas, a la que se han añadido otros como Croacia, Islandia y Grecia.

«Nunca he estado el suficiente tiempo para cambiar mi residencia, mi base es Polonia»

En Nomad List, la página referencia para los nómadas digitales, Lisboa aparece en el momento de escribir este artículo en el puesto número uno, seguida por Canggu (Bali) y Madeira (Portugal). Los destinos españoles aparecen en el puesto número nueve (Gran Canaria), número 13 (Fuerteventura) y número 21 (Tenerife). Nomad List es como una bolsa de valores en la que los usuarios votan sus destinos preferidos para teletrabajar atendiendo a cuatro criterios: el coste, la diversión, la velocidad de internet y la seguridad. Barcelona, que durante mucho tiempo ocupó los primeros puestos, ahora se encuentra en el número 81.

España quiere ahora subirse al carro, permitiendo que estos nómadas se queden más tiempo que el que permite el visado de turista, 90 días por semestre. «Creo que el visado será muy interesante para la gente que quiere quedarse en España más tiempo que ahora, he hablado con gente de mi comunidad sobre este visado y estamos deseando que salga adelante. ¡Amamos España!», explica Crosby. «La visa española seguro atraerá a más personas, lo que queremos es flexibilidad en el tiempo en cada ciudad», añade Sala.

«El tema de los impuestos es complicado, porque no todos los países te dan una residencia para que realmente puedas hacer un pago de impuestos local, muchos están ofreciendo permisos de larga estancia y ya», desarrolla Carlaconwifi. «Yo personalmente no me he quedado suficiente tiempo en todos los lugares para cambiar mi residencia fiscal [necesitas estar 183 días o más], por lo que sigo teniendo mi ‘base’ en Polonia. Creo que todavía hay mucho por avanzar, las mejores visas de nómadas están por ahora en Europa, así que creo que se pondrá muy interesante cuando países asiáticos empiecen a ofrecer estos visados».

En algunos de los destinos más populares para estos nómadas terminan apareciendo conflictos, ya que los locales ven cómo se encarece su coste de vida. Sergio Sala publicó en su blog un artículo en el que advertía de los peligros de presumir de su estilo de vida en redes sociales. «La mayoría de nómadas digitales venden que el césped está más verde a este lado, y no es verdad. ¡Por eso la gente está empezando a odiarnos!«, escribía. «El otro día vi a alguien que subió una foto sentado con su ordenador delante del Machu Picchu. Quiero decir, ¿quién diablos trabaja desde ahí?». Como él mismo explica a este periódico, «el problema es que algunas personas muestran este estilo de vida como si fuera todo playa y diversión, cuando al final también hay trabajo de por medio».

«Está provocando un modelo de turista distinto que acrecienta la gentrificación»

Una de las críticas más habituales es que estos nómadas no terminan integrándose en la vida local, sino que se relacionan sobre todo con otros nómadas. «Al fin y al cabo, es un tipo de turista que en muchos casos se mete en vivienda turística vacacional«, explica Urrestarazu. «Pasa pocos meses y tiene las pautas de comportamiento de un turista, aunque habrá quien gaste más y quien gaste menos. La clave está en que está provocando un modelo de turista distinto, que acrecentará el problema de la gentrificación y la segregación por barrios y conformará auténticos guetos de turismo y de rentas altas».

El futuro de los nómadas

Málaga, Almería, Canarias o Barcelona son algunos de los lugares donde los nómadas digitales se han convertido en tema de debate. Un estudio de la consultora Gesvalt situaba Málaga como la provincia donde más ha subido el precio de la vivienda, entre otras razones, por la llegada de turistas extranjeros con un poder adquisitivo muy superior al de los locales. Como explica Urrestarazu, «es un problema de modelo, porque se convierte en una mera recepción de personas de renta alta, que sirve para que los pisos se vendan más, para que se hagan más proyectos inmobiliarios y llenen los restaurantes, pero ¿va a generar un relanzamiento de la actividad económica e industrial? Hay gente que se tiene que ir de Málaga porque los precios son prohibitivos«.

placeholder
Ciutat Vella, uno de los distritos preferidos de los nómadas. (EFE/Marta Pérez)

Antonio López-Gay, investigador del Departamento de Geografía de la Universitat Autònoma de Barcelona y del Centre d’Estudis Demogràfics, es coautor junto al profesor portugués Agustín Cocola-Gant de un estudio sobre la gentrificación transnacional centrado en Barcelona. «Ya antes de la pandemia habíamos identificado este fenómeno ente el turista y el residente, lo que a principios de los dos mil se empezó a llamar ‘self iniciated expatriates‘, con mayor poder adquisitivo», explica. «Se suelen concentrar en barrios determinados: el Gótico, Ciutat Vella, Poble Nou o Poble Sec, que sufren una gentrificación evidente».

Entre las consecuencias negativas que identificaron en su investigación, se encuentra ante todo el impacto en el mercado de la vivienda, cuyos precios aumentan, sin que arraiguen en la comunidad local. «Como se aprovechan de las infraestructuras turísticas, terminan en las mismas localizaciones, y como se produce una continua rotación de población, es mucho más difícil establecer relaciones de confianza y apoyos, como en Ciutat Vella, que era un barrio muy envejecido donde a poco que cambia la población desaparecen estas redes», añade. «Durante la pandemia, se habló del éxodo urbano y que eso iba a detener los procesos de gentrificación en los espacios centrales, pero en el sur de Europa tenemos a esos adultos jóvenes cualificados que nos ven como un lugar interesante para trabajar, emprender o desarrollar su vida por el clima, el acceso a buenos servicios y la oferta de ocio».

«Las Canarias me llaman mucho la atención, son muy populares entre los nómadas»

«El mensaje macro es que hay que atraer a este tipo de trabajador y el micro es que se puede dar un tipo de dinámica que a lo mejor no es la deseada«, concluye el investigador, que recuerda que el de los nómadas es un mercado en el que unas localizaciones explotan tan rápido como pueden ser olvidadas. Los nómadas hoy fijan su mirada en las Islas Canarias, según los mandamientos de Nomad List. Crosby Grace apunta a Tenerife, pero también al norte de España, como Bilbao o San Sebastián; Sergio Sala propone «Barcelona por su diversidad y Alhambra por las vistas». Carlaconwifi confirma: «Islas Canarias me llaman muchísimo la atención. He visto que ha tenido muchísima popularidad entre nómadas y me ha causado mucha curiosidad, me encanta la naturaleza y la playa, ¡así que seguro sería muy feliz por esos lares!».

2 respuestas »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s