Microrrelatos

#Microrrelatos: PLENITUD VACÍA 

By Mercedes Freedman

Aún antes del amanecer resalta la palidez de los aglomerados diariamente frente al mercado. Nos asustan sus fantasmales ojos clavados en las frutas, carnes, quesos, descargados de camiones para que los comerciantes los acomoden en sus puestos y se ganen nuestra compra.

Un entrelazado de fragancia fermentante de coco y mango, calor opresivo y constantes sonidos cadenciosos flota en el mercado hasta cerrar.

Los alicaídos que llegaron con el alba permanecen amontonados en el mismo lugar y silencio. Sus voces se disiparon cuando el hambre les dejó vacíos en el cuerpo y les enseñó a hacer tiempo. Así matan las ganas de comer, hasta que saquen de los contenedores de basura lo que otros no queremos servir en nuestras mesas. 

Esos otros regresamos a casa sin aplacar vacíos ni devolver la voz a quien cena desperdicios. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s