Sin categoría

Tania Llasera: «He escrito un libro para todas las mujeres que estamos hasta el coño, que literalmente somos la mayoría»

En su último libro, ‘Mujer tenía que ser’, la popular presentadora e instagramer aborda, sin tapujos, los obstáculos, presiones y sentimientos a los que diariamente tienen que hacer frente todas las féminas.

By Sergio Del Amo (en El País)

Tania Llasera

Tania Llasera acaba de publicar el libro ‘Mujer tenías que ser’. Foto: Autoretratro de Tania Llasera

Tania Llasera es un gran ejemplo de reinvención. En agosto de 2020, tras 11 años trabajando sin apenas descanso, Mediaset prescindió de sus servicios. Desde ese verano, la presentadora ha permanecido en un segundo plano en la pequeña pantalla. Aunque no puede decirse lo mismo de su actividad en Instagram: más de 776.000 personas la siguen actualmente. Entre otros motivos, por cómo habla, sin filtros ni atisbos de idealización, de la maternidad o el llamado body neutrality: un movimiento que —a diferencia del body positive— anima a que aceptemos nuestro cuerpo, aunque no siempre nos sintamos a gusto con él.

Su reciente libro, Mujer tenía que ser: Para todas las que están hasta el coño (editado por Libros Cúpula), no es una excepción. En resumidas cuentas, la comunicadora hace un repaso a su vida, en particular, y a la de todas las mujeres, en general, que a diario tienen que batallar con una interminable retahíla de obstáculos y presiones sociales.

Hace ocho años le sugirieron escribir este libro. ¿Por qué se ha demorado tanto?

Entonces no consideré que fuera el momento para hacerlo. Tiempo atrás, cuando me lo propusieron, pensaba que no tenía nada que decir o aportar. Ahora, sin embargo, parece que las cosas están cambiando. Por fin se habla de la menstruación, los hombres se están involucrando más en otras cuestiones que tradicionalmente nos han atañido a nosotras y los géneros están más diluidos. Me parece la ocasión perfecta para sacar este libro.

Lo increíble es que, en 2022, aún sea necesario un título así. ¿Qué está ocurriendo?

Pensamos que hemos cambiado y que somos supermodernos. Pero, en el fondo, las cosas no han cambiado ni tanto ni tan rápido. Este libro es para todas las que estamos hasta el coño. Literalmente, somos la mayoría. Y es algo global, no solo pasa en España. Tenemos una carga y una salud mental cada vez más deplorable porque intentamos abarcarlo todo. Nos han vendido el empoderamiento femenino como «yo puedo con todo». Y no es así. No pasa nada por admitirlo. No somos perfectas; tampoco máquinas.

Este sentimiento de hartura no entiende de edades. Sin ir más lejos, su madre también lo manifiesta en esas páginas.

Es el rolling gag de ser mujer. Es decir, la constante comedia que hay en el drama de ser mujer. Desde pequeña te dan el carrito y los juguetes de limpieza son rosa. Y, al hacerte mayor, cuando más tienes que decir y más sabia eres, más te silencian, menos te escuchan y te vuelves invisible. Vivimos una constante injusticia. Estamos en casa y no dejamos de trabajar, siempre es un esfuerzo. Al final se hace muy cansado. Lo que quiero poner de manifiesto es que hay otra vía. Gracias a dios, poco a poco vamos uniéndonos, ayudándonos y aupándonos entre nosotras porque, muchas veces, la que más flaco favor se hace es una misma.

¿Hay que aprender a plantarse y decir más «no»?

Sí, claro. De hecho, ya está ocurriendo y se ven síntomas por todas partes. Es obvio que no podemos con todo, que la salud mental, sobre todo la de los más jóvenes, está empeorando. Algo cambia o vamos abocados al desastre. El empoderamiento femenino, en realidad, puede ser quedarse en casa y no trabajar. Depende de quién seas, y cuáles sean tus circunstancias, tu empoderamiento puede variar completamente. El no llegar a todo puede crear un sentimiento de frustración y resentimiento porque piensas que estás haciendo las cosas erróneamente, que estás intentando abarcar demasiado. Como se ha dicho toda la vida, quien mucho abarca poco aprieta.

¿A su pareja le ha sorprendido?

Se ha sorprendido. Cuando le iba pasando los capítulos, me preguntaba: “¿Pero este libro es necesario? ¿Tan hasta el coño estás?”. A medida que lo leía sí me dijo que, al ser hombre, no se daba cuenta de muchas de las cosas que aquí explico. Eran invisibles para él. Odio la palabra, pero vivimos en una sociedad patriarcal y ningún hombre tiene los problemas que nosotras sufrimos de manera mucho más aguda. Para él fue un abrir los ojos a lo que es ser mujer en España.

¿Ha sido una catarsis para usted?

Totalmente. Ha sido un poco como vomitar todo lo que es ser mujer hasta este punto de mi vida. Realmente ha sido un libro en el que he llorado y en el que me he abierto como nunca. Para mí marca un antes y un después.

Continuar leyendo en El País

Categorías:Sin categoría

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s