¿Quienes somos?

150 Escritores publican en Masticadores

Decia Félix Molina de los Masticadores hace un año:

“Ojo con estos amigos, 33:23, porque esa accesibilidad y trato con quienes escriben es ya casi una revolución, como lo es WordPress con su facilidad para editar y publicar. Contento de colaborar con ellos. Adelante siempre. Gracias @recrivello.”

Y esto fue creciendo hasta llegar a los 15 masticadores: MasticadoresEspaña, MEEUU, MMéxico, MEspacio, MGobblers, MFocus, MBrasil, MLAB, MArgentina, MVenezuela/Colombia (Almas), MEros, MItalia, MEcología, MChile, MRumanía y la News semanal.

Cuando fundé Masticadores hace año y medio no pensé que llegaría tan lejos, o que se involucrarían tantas personas sin insistirles. Con tan solo invitarles y dejar que comunicarán, escribieran, publicarán, esta revista digital permitió que la diversidad de gentes y estilos conquistará a los lectores. Y ahora me siento orgulloso que tantos colaboradores le hagan suya. Le comenten al oído sus deseos y sus iniciativas.

J re crivello

Nuestros editores son:

Felicitas Rebaque, Manuela Timofte, Carlos Usín, Santiago Acuña, Odilon Machado Lourenço, Alejandra Gauna, Edgardo Villarreal, Awilda Castillo, Francisco J. Martín, Quinny Martinez, Ylenia Ely, Pablo Cruz Corona.

Fundador & director de Masticadores: j re crivello


Conócenos mejor, cultivamos la cultura…

Masticadores en cifras


16

blogs de Masticadores

5 idiomas (portugués, español, rumano, inglés, italiano)

152

Escritores

9

Editamos en 9 países

145.000

Visitas / año

Motivos por los que te invitamos a seguirnos

Masticadores-¿Crees que es acertada la apuesta de Masticadores de la búsqueda de ese lector digital de las grandes áreas urbanas? ¿Qué opinas al respecto?

ROSA MARINA GONZÁLEZ-QUEVEDO Escritora Indiscutiblemente, sí. Es más, yo diría que ese lector digital al que se dirige Masticadores no se encuentra solamente en grandes áreas urbanas, pues la red llega a cualquier rincón del planeta. Claro, por lo general, identificamos al lector digital con una persona que se mueve en el metro o en el tren y que va leyendo durante el espacio de tiempo que dura su viaje. Pero yo voy más allá: creo que Masticadores, por ser una red de blogs que se extiende internacionalmente, llega al corazón de cualquier lector que encienda un ordenador para leer buena literatura, viva donde viva, en una gran ciudad o en una zona rural. En este caso, el principal objetivo de Masticadores debe ser (de hecho, es) apostar por la alta calidad de sus publicaciones, a fin de ser y de continuar representando una biblioteca imprescindible para el lector de nuestros días.

Mercedes G. Rojo Escritora Me parece una apuesta muy valiente, porque la oferta ahora mismo es mucha, tanto en digital como en papel. Y buscar los cauces para descubrir al público lector la existencia de un buen número de buenos escritores que están haciendo cosas interesantes en muchos campos es acertado, atrevido y, como ya dije, valiente. Desde luego para quienes participamos en sus diferentes apuestas es una oportunidad única de darnos a conocer en ámbitos a los que, seguramente, de otra forma nunca hubiéramos podido acceder; de llevar nuestra obra a público diferente y de tratar de despertar su curiosidad por la misma; así que, por mi parte, mi más sincero agradecimiento.

Masticadores-La participación como escritor en Masticadores. ¿Qué te ha aportado?

Marcelo Oscar Barrientos Llevo poco tiempo para tener una respuesta amplia, la verdad que cuando salió publicado mi primer texto junto a mi fotografía, pensé justamente en que alguien, quizás en un tren, apartaría la mirada de su tablet después de leerme, y sonreiría con gusto y aprobación.

¿Cuál es su motor? By j re crivello -fundador de Masticadores

Cuando niño como no sabía aquello, pero en la casa de mi otra abuela Francisca leía con abundancia la Biblia. He tardado años en recordarlo, pero mi abuela tenía 11 tomos de Biblia ilustrada y con tan solo 8/10 años en las tardes de la siesta recorría las imágenes que me atraían como si fuera un cuento de aventuras.

Nunca conecte ambos espacios hasta pasados los años, aquel de lectura y evasión y el otro de rezo y consideración. No he odiado a Dios, simplemente no he creído que el existiera, como ser humano comprendo a mis iguales necesitados de una ficción que sea motor de sus vidas.

Tal vez, otros motores sean tan potentes como aquel: ¿la cultura?.

Nuestras recetas favoritas