Entrevistas

Entrevista a Lulia-Florentina Paciurea

Lulia-Florentina Paciurea

La escritora Lulia-Florentina que vive y publica en Rumanía y colabora con MasticadoresRumanía nos recibe para que la entrevistemos.

Masticadores.- ¿Por qué escribes?

Escribo por pasión. Escribo por el placer de escaparme un poco de la cotidianidad, por el placer de visitar, al menos con el pensamiento, mundos imaginarios. Una historia de vida única, un sueño hecho realidad, una solución fabulosa, todo esto lo puedes descubrir más fácilmente en ti mismo, en tu corazón. En un libro puedes ser un pintor famoso, puedes ser un pescador, en su barca de madera, al atardecer. En la escritura puedes ser la musa de un poeta o un niño que juega haciendo globos de agua y jabón. Miles de mundos caben fácilmente en tu mente y miles de escenarios pueden tomar forma en una hoja de papel. Por eso escribo: por pasión.

M.- ¿Desde cuando escribes? ¿Hubo un momento específico que te hizo empezar a escribir?

En la universidad, cuando me estaba preparando para convertirme en economista, decidí escribir un artículo para «Revista Cultural-Científica». Me decidí por un impulso. Le escribí al editor, al editor en jefe George Cuşnarencu. Me alegré cuando descubrí mi artículo publicado y me sentí honrado cuando el escritor George Cuşnarencu quiso conocerme. Luego comencé una hermosa colaboración para la página «True Stories», una colaboración que duró aproximadamente un año. Creo que ese año, sin dar forma consciente a mi mente, decidí que no podía pasar por la vida sin escribir.

M.-¿Cuánto tiempo dedicas a escribir? ¿Tienes un ritual antes de enfrentarte a la página en blanco?

No tengo un ritual, un lugar favorito, un día para escribir que se vea de cierta manera. Me siento frente a la computadora y escribo cuando tengo ganas de hacer esto. Me detengo cuando tengo ganas de detenerme. A veces pongo música ambiental, lentamente, musas sin letra. Pero noté un aspecto interesante: escribo prosa cuando estoy tranquila, incluso alegre, y escribo poesía a un ritmo rápido, cuando encuentro dificultades en la vida cotidiana, cuando estoy enojada, asustada, emocionada… Es como lo haría, en la prosa vienen de un lugar de deseo, de pasión y la de poesía de un lugar de necesidad de liberación.

M.- ¿Escribes siguiendo un plan o dejas que las ideas te guíen?

Escribo sin un plan y sin una agenda, sin bocetos o ideas «brillantes» a mí alrededor. Escribo como si este acto fuera como caminar a través de un matorral de hojas doradas, como si estuviera eligiendo un callejón maravilloso que me detengo y exploro solo por un tiempo, hasta que mis ojos se ven atraídos por otro camino cubierto de hierba, escarcha y hojas, y hasta que no tenga adónde ir: tengo que pasar por el también.

M.- ¿Qué te gustaría opinar sobre tu obra literaria?

Cada libro publicado y cada rima representan una versión de mí en este momento, una emoción fuerte, una parte de mí. Y puedo observar, sosteniendo en mis manos esta creación, que después de nueve años todavía me asombra, una cierta evolución. No solo en términos del arte de las palabras. Noto una evolución mía, más bien una transformación, y siento que tengo en mis manos un álbum con fotos tomadas por un dispositivo mágico, que fue capaz de capturar un latido en las imágenes.

Como dato curioso: escribí mi primer libro, la novela «Violeta», ¡en tan solo tres semanas! Para todos los demás, me tomó años investigar y poner cada pensamiento en la página. ¿Qué puedo decir? «Violeta» apareció como un acto de valentía y como un manifiesto, como un acto de creación sin el cual no podría encontrar sentido al mundo que me rodea.

M.- ¿Qué opinas de las nuevas tecnologías como herramientas para el escritor? ¿Ayuda u obstaculiza?

Ayuda físicamente, ayuda en la velocidad. Pero se pierde una cierta intimidad, una cierta interconexión: del autor con su obra, del lector con una nueva historia. Nada en el mundo puede reemplazar la escritura en una hoja de papel con un lápiz en la mano. Nada en el mundo puede invitarte a una versión fantástica de una vida no vivida como tocar las sábanas con los dedos, explorar los colores con los ojos de la mente (y no frente a una pantalla) y el olor a tinta.

M.- ¿La publicación digital cambia tu inspiración o métodos de trabajo?

Métodos de trabajo, sí. Inspiración, no. Solía ​​escribir pensamientos breves en la guía telefónica, pero la inspiración tiene vida, una voluntad propia: va y viene, perdura o no, indiferente frente al dispositivo problemático.

M.- ¿Crees que el acceso del lector que lee en la tableta, computadora o teléfono móvil, en diferentes espacios, por ejemplo, tren, bus, metro, puede ayudarte a ser más leído?

Si. Es un hecho. No es el mundo ideal con el que soñé, el mundo en el que se lee de pie, al borde del agua o con la nariz bajo la colcha, pero la realidad habla por sí sola. Hoy se puede leer en cualquier lugar: en la cola de pretzels con sésamo y amapola, por ejemplo. Por supuesto… ¡el enfoque en el texto disminuye!

M.- ¿Crees que, durante la Pandemia, la soledad y el aislamiento influyeron en tu red de contactos? ¿Ha aumentado el número de lectores?

La red de contactos ha crecido. Ha disminuido el número de lectores. Por supuesto que nos conocimos y leímos mucho más en el entorno virtual, pero al mismo tiempo, ante una crisis global, ¿quién tiene ansias de historias? Vivimos en una distopía que supera o al menos compite con las películas de género, feroz y cautivadora. Frente a él, el poder del libro disminuye y con razón disminuye.

Creo que habría otro aspecto: la edad de los lectores. Mi familia ha pasado por la vida y entiendo por las estadísticas proporcionadas por los sitios que he atraído (¡y no me sorprende!) A más de 45 lectores. Quizás los jóvenes se hayan adaptado más fácilmente a la distopía o quizás no perciban su magnitud… Pero esta es otra historia.

M.- ¿Autoedición o edición? ¿Crees que aún existen dudas en la autoedición de un artículo?

Ambos. Puedes corregir (¡y tienes que hacerlo!) Un manuscrito diez veces, pero aún te perderás pequeños errores, tal vez inconsistencias. Y la razón es simple: el autor (al menos yo) analiza sus ideas a cada paso, y no la parte gramatical. Es imposible concentrarme adecuadamente en la gramática cuando estoy ansioso por publicar un nuevo libro, y es imposible no insistir en cada pensamiento 1000 veces. El trabajo del editor es duro, a veces sisifo y absolutamente necesario.

¿Preguntas sobre la autoedición? Oh…: ¡vengo de la falta de interés, de tiempo, incluso de orgullo! Y, por supuesto, al menos en Rumanía, por la indiferencia colectiva al acto de escribir, incluso por la ignorancia de los lectores, que no piden más, porque no han aprendido que se puede ofrecer más.

M.- ¿Crees que la chance de Masticadores en busca de ese lector digital es correcta? ¿Qué opinas de esto?

Definitivamente sí. ¿Quién no se adapta, muere? Fue así… Personalmente, me preocupan las tradiciones, la historia, la religión, es decir, y el martisoru. Todos son extremadamente importantes para cada individuo y para nosotros como nación. Pero no contradicen la digitalización. El lector digital ya llegó, ya está aquí entre nosotros. Es nuestro deber ofrecerle alimento espiritual, ¡y Masticadores lo hace de maravilla!

M.- ¿Es positiva la participación como escritor en Masticadores? ¿Qué te ofreció?

¡Mucha alegría! Me alegró mucho descubrir Masticadores, me alegró mucho ser parte de este maravilloso proyecto y me alegro cada vez que llego los jueves por la mañana y descubro un nuevo texto publicado.

Me dio la oportunidad de llegar a una audiencia aún desconocida para mí. ¿Qué podría ser mejor para un autor? ¡Siempre quedo agradecido!

 M.- ¿Cuál dirías que es tu seña de identidad como escritora?

El ritmo rápido y concentrado que adopto, sin apelar, en cada uno de mis libros. No pocas veces los capítulos de mis novelas se han comparado con los episodios de una serie, de un thriller en particular. La acción de cualquier tipo yace sobre el papel en un suspiro de consuelo, miedo y nostalgia, los abraza a todos, los presenta a todos, los combina rápidamente en frases, páginas y libros, cohesionados y «al grano». No sé exactamente por qué… tal vez porque estudié y me gustaron mucho las ciencias exactas, tal vez porque escribo historias románticas al ritmo de otros algoritmos.

M.- Cuéntanos tu último proyecto. ¿Estás trabajando en uno nuevo ahora mismo?

Estoy trabajando en dos libros nuevos: una novela y un volumen de verso. Lo nuevo, sobre todo para mí, es que en la nueva novela escribo por primera vez en tercera persona, frente a las ya publicadas, todo escrito en primera persona. Es, por un lado, una escritura menos personal ., de la que siento que puedo desprenderme más fácilmente, pero, por otro lado, la tercera persona me permite un texto más amplio, una panorámica, una exploración más detallada, más profunda de los personajes.

Sobre el volumen de letras puedo confesar que ya soy muy querido, aunque solo estoy en la etapa de selección de los poemas. Lo siento coagulado, emotivo y representativo para mí, por la forma en que veo y sobre todo siento la vida hoy. Probablemente esto se deba al ejercicio, pero también a cada año nuevo, año con pruebas y alegrías, año como de cada uno de nosotros.

Multumesc, Manuela Timofte! Entrevistadora

Multumesc, MasticadoresRumania!

Obras publicadas en Rumanía

Cărţi publicate:

Violet – proză, 2013, Ed Ecou Transilvan

Déjà vu – proză, 2014, Ed Ecou Transilvan

Emoţii – versuri, 2016, Ed Ecou Transilvan

Apă plată cu lămâie – proză, 2018, Ed Creator

Plasă pentru vise – proză, 2021, Ed Ecou Transilvan

Antologii:

În ritmul paşilor copilăriei – Ed Rotipo

Clepsidra cu sentimente – Ed Armonii Culturale

Ne scriu din cer poeţii – Ed Rotipo

În pas de vals cu fericirea – Ed Stef

1 respuesta »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s