Sin categoría

Carta al 2020: A quien corresponda… by Williams Nuñez

 

Corría el año 2020, Enero, día 1. Parecía improbable que en esta fecha, ocurriese un asesinato. En este lugar y con estas características, pero, en fin, Juan sabía que no quedaba más remedio que preguntar. Y lo hizo.

– Hola Mel… ¿hay algo nuevo que puedas decirme con respecto al cadáver?-

– Hola Teniente, sí. Luego de abrir el cuerpo, descubrí algo más extraño aún. Recuerda que la sangre a su alrededor parecía mezclada con tinta? Bien, en su estómago encontramos dos bolígrafos y algunas hojas de papel a medio digerir. Estamos tratando de analizar ciertas letras borrosas que aún parece se pueden leer. Sí, suena alocado, pero esperemos un poco, quizás logremos reunir algún otro indicio.  -Respondió la Licenciada Forense a cargo de la Morgue Judicial. Acto seguido, se sacó los guantes de látex y los arrojó al tacho de residuos. La tarde volvía a presentarse algo lluviosa y fría, aun así, tomó las dos copas de cristal que había comprado para la ocasión y vertió en ellas el espumoso y burbujeante champan. Invitó al viejo sabueso de la Policía local con un gesto, a brindar por quienes ya no están y por los que viniesen.

– Felices Fiestas Teniente… esta noche será larga. Como siempre, con mucho trabajo.-

El sonido de las copas tintineó en la desierta sala y fué allí cuando, quizás por un espasmo, tal vez una reacción tardía de los músculos faciales del reciente fallecido, W. Nuñez, el escritor asesinado, abrió los ojos.

Y pareció sonreír.

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s