Actualidad

Salvar la Palabra by Isidro Beningo Ñat

¿Qué resuena? ¿nos asombra precisamente hoy mediante su palabra?

“Los bajos niveles de la palabra se han estabilizado en una peligrosa línea sobre las emociones”, advierte Vicente Verdú en El Ocaso de la Eminencia. Sugiere que: la palabra atraviesa por una época en que lo urgente y cuantioso prima sobre la calidad; humor sobre emociones; discriminación sobre cohesión; y exclusión sobre inclusión. La palabra se apresura a hacer acto de presencia para dejar paso a la emoción. Y en ese escenario a veces asoma el descontrol y el dolor. La mecha es corta, pero la vela puede arder eternamente, reza el maestro budista Thích Nhất Hạnh.

La palabra, como Cesar Augusto, pulgar arriba pulgar abajo, condena o absuelve al ardor de su fuego. Emana de un núcleo latente, en espera, vigilante y destructivo. Sirva de ejemplo la palabra “progreso”, en el siglo XIX y primeros del XX rotulaba los hoteles, cafés y universidades, como seña de distinción y modernidad. Hoy es casi repudiada. Otras palabras discriminatorias como “merienda de negros” o “tener la negra” han mantenido su significado emocional y cultural. El pulgar sigue abajo.

La palabra tiene una relación curiosa con la verdad, la mentira y las emociones. Junto a la verdad, crecieron juntas y se educaron en el mismo colegio. Hoy, son amigas lejanas, conversan pocas veces y se ven poco. En cambio, tiene una relación más cercana con la mentira. Es más fácil llevarse bien con la mentira, es ingeniosa, flexible y creativa. La palabra y la mentira caminan juntas y se coordinan, se conocen, se sienten. En cambio, la verdad es consentida, aparece cuando quiere y es caprichosa.

Enric González nos sugiere decir la verdad durante todo el día para que comprobemos que, por la noche, nos habremos quedado sin pareja, familia ni trabajo.

Con la emoción, por otro lado, la relación es “más conflictiva”. Discuten a menudo, pero se consuelan mutuamente cuando se necesitan, se escuchan y se sienten.

La palabra ha transcendido el tiempo hasta llegar a nuestros días. Algunas vegetaban al borde del olvido en imaginarios colectivos, desterrada en laboratorios aburridos, en libros. Hoy rebosan en el mundo virtual. Y ahí todo vale. Ser amixer y no amixer se mezclan en la red socio-virtual. Establecen sus propias normas virtuales. Dicen lo que quieren cuando quieren. Palabras que influyen en lo virtual y lo real.

Nuestros amigos del reino animal son mas sofisticados, comparten la importancia de la expresión y la escucha; sentimientos e ideas. Las aves, por ejemplo, conversan en dúos vocales. Los cuervos por otro lado, se comunican en base a llamadas, los chimpancés o los delfines mantienen elaboradas conversaciones en pares donde la palabra está intrínsecamente conectada con la emoción.

La palabra es como el delantero de nuestro equipo, le odiamos cuando falla y le defendemos cuando marca. ¡No!  ¡La palabra no le debe nada a nadie! Y merece ser apoyada en todos los casos, escuchada y defendida cuando sea necesario cuidada.

En esta ardua misión se concentran los esfuerzos del proyecto Afrodiccionario. Individuos talentosos que desde hace cinco años combaten la discriminación racial y la exclusión repensando el lenguaje. Su estrategia: “visibilizar las palabras que se relacionan de algún modo con las personas Afros, como por ejemplo Afrodescendiente”. El camino: “crear conciencia en las personas africanas y afrodescendientes sobre la importancia de redefinir o autodefinir las realidades desde una experiencia común, para que actúe como herramienta de cambio y empoderamiento personal y comunitario”.

Pese a la corta vida del proyecto, ya han llamado la atención de medios de comunicación, centros académicos, ONGs entre otros… Son un ejemplo a seguir en la misión de salvar la palabra.

La palabra es el camino, cuidémosla.

Isidro Beningo Ñat @IsidroBN |

También puedes leer este artículo en mi blog https://inquietud3s.wordpress.com

Notas:

Puedes saber todo sobre el proyecto Afrodiccionario en los siguientes links

https://www.facebook.com/afrodiccionario.diccionario.3

https://www.instagram.com/afrodiccionario/?hl=es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s