Archipielago

ARTERIAS, VENAS QUE TRANSITAN POR CARRETERA, UNA EXISTENCIA DE JANIS JOPLIN

DESDE LO EFÍMERO Y POCO COMPROMETIDO DE LA SEXUALIDAD FEMENINA Y MASCULINA. QUE CORROMPE LOS TIEMPOS CONTEMPORÁNEOS.

By Marcela Duque

En una vía, la tristeza de la carne se empalma con la euforia de la mente. Nunca estamos satisfechos de lo habido. Somos seres inconformes. Castigados por el delito la adrenalina que corre entre callejuelas, como un caballo sobre un terreno rocoso. Entre la niebla de las vías rectas que no alcanzan al horizonte, entre árboles divagantes y feroces, que no encuentran camino al andar entre caminantes de furia. Solo no hay y habrá un camino. Quizás habrá millones. Como millones de personas en el mundo y el espacio. Pero Algo habrá. Una especie de remedio a los dolores de tantos placeres de putas tristes por felices a la fuerza. Por amores cabríos. Que no encontraron en la vía lo que en realidad es la realidad. Mientras las damas aludían lo que no deberían ser. Porque no hay juez para juzgar y ser juzgado, ni mucho menos ni juzgarse. Donde llega la tristeza en un momento indoloro a la muerte misma. Quizá una victoria o una derrota. La misma herencia de la carne. ¿El desastre natural o el cataclismo que nunca será? Entre miles de vías. Donde solo hay una esperanza la misma existencia. O la misma muerte. ¿La Guerra no? ¿Es una Lucha? Siempre habrá Amor. Un amor en desahucio y otros no tanto. Pero Algo habrá. ¿Algo que llega al agotamiento y luego se expande? ¿El Futuro? ¿Sin olvidar lo que Somos?

1 respuesta »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s