narrativa

EL ESCRITOR

By Natalia Carnales

Carla se despertaba todas las mañanas bañada en sudor. Su cuerpo aún tenía los espasmos provocados por sus sueños y la respiración entre cortada denotaba su miedo. Al caer en los brazos de Morfeo, era perseguida por un hombre que inevitablemente lograba atraparla. Allí, en esa oscuridad absoluta le provocaba las mayores atrocidades, para terminar, rodeando su cuello con sus gruesas manos y presionaba hasta dejarla al borde de la muerte, todas las noches, pero esta vez no lograría despertar.

      Estos sucesos extraños comenzaron una fresca madrugada de enero. Después de cenar con su novio, lavó sus dientes, guardó con cuidado el fino vestido que llevaba en el armario y se recostó. Acarició por unos segundos el hermoso colgante que le había regalado esa noche y se quedó dormida. Desde ese instante, el escritor, como lo llamaba, acudía en sus pesadillas para someterla, violarla o lo que requería la escena que estaba preparando. Jamás le permitía ver su rostro, pero mientras le practicaba una monstruosidad diferente cada noche, le narraba al oído la macabra novela.

Carlos hundió la pluma en la tinta y comenzó a escribir rápidamente, con la desesperación del escritor que ha encontrado la historia perfecta. A una escasa distancia, descansaba en la mesa el viejo colgante que sería para su nueva prometida. Una leve sonrisa se marcó en su rostro, mientras removía con sus letras algo profundamente oscuro que se esconde a veces en el talento literario, y que quizás, formaba parte de él.

Nº registro: 1905040813483

Categorías:narrativa

Etiquetado como:,

2 respuestas »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s