microrelatos

#Microrrelatos: SAL Y MIEL by Mercedes Freedman

Tanto mar, por tantos días. Vagamente recordaban sus casas, para unos el verdor de los bosques, para otros el plateado desierto. Todo sea por una almibarada nueva vida. 

Llegaron a destino, como otros antes, cuando el amarillo sol se disparaba hacia el cielo.  Alguien numeraba cuántos, al bajar del cayuco, caminaban la playa, y cuántos flotaban arrastrados hacia ella por el vaivén del mar. 

Los que por pura suerte tocaron  la arena con sus pies desnudos se arrodillaron y abrazaron la prometida dulce nueva vida. 

Los otros yacían sobre la playa.  Sus ojos para siempre abiertos al cielo llevaban escrito el dolor de perder el futuro y morir en tierra extraña. La eternidad les esperaba, lejos de bosques y desiertos, para soñar una nueva vida sabor a agua salada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s