masticadoresdeLetrasEspaña

MAK by Marcelo Oscar Barrientos Tettamanti

Ilustración de Marcelo Oscar Barrientos Tettamanti

Mak estaba agonizando sentado en la cocina pasando una y otra vez su dedo por la mesa de madera, llevaba así las últimas 48 horas

No podía hacer nada por ayudarle, pero estaba tranquilo porque sabía que no estaba sufriendo.

Por mi cabeza desfilaban todos los cuidados que él me brindó, intente de todas las maneras posibles alargar su vida, pero no pude, el estado asigna a los huérfanos, y somos muchos, un “mapa-dre” con una batería sellada, y la de Mak se estaba agotando.

Durante estos años él me enseño todo lo que debía saber, en cuanto muera trabajaré para el estado en una fábrica, sé todo lo que tengo que hacer para devolver al estado este tiempo en el que Mak me ha cuidado en su nombre, es mi deber, eso me decía cada día Mak, aunque desde que su batería se fue agotando he notado que no se separaba de mi cuando dormía como lo hacía siempre, lo notaba allí junto a mí. Me produce sensaciones que no comprendo.

Allí está sentado, con su dedo de metal talló la mesa, una y otra vez escribía: Sé libre.

MOBT

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s