Archipielago

THE POWER WOMAN.

LAS MUJERES EN LA RED DE ESPIONAJES DEL SIGLO XXI.

by MARCELA DUQUE

Una núbil, es como vestir un hada. Un cuento favorito de la historia de la tierra. Pero la realidad es que estos cuentos son terror en carne viva. Empezando por los hijos que salen por entre la entrepierna de la mujer. Y no hay que olvidar que el hombre entonces nunca podrá librarse del yugo de no poder ser una paridora. Y que no todas las mujeres del mundo pueden concebir una cría en un doloroso parto. Hay que ser Mujer y Hombre para atreverse a criar a un Hijo sin sangre en común de por medio. Es decir Adoptar. Y Hay que ser Hijo para Comprender que Padre y Madre no son un Icono Metafórico de la Sociedad, para creer que Un Padre Biológico es una especie de Dios. Esto no se cumple en todos los casos. Porque como dice Isabel Allende NO calzo los zapatos. En Mujeres del Alma Mía.

En el libro de Malas Mujeres de María Hesse. Se tocan diversos temas de cuentos de Hadas. Para la época es un buen entretenimiento. Que postula la Mujer como centro de conjeturas frente a palabras enriquecedoras de encanto. Soñadoras. Pues siempre pensamos que las Mujeres somos hechas para vivir en un cuento. Donde conocemos a un príncipe azul. Y ya sabemos que este resulta ser ya no un sapo, sino un patán. Y si tenemos suerte, se enamorará perdidamente y nos creará un caótico conflicto existencial.

Y entre amores de Guerra. Es mejor no discutir. Un ejemplo vivo, es Una Vida Intensa. De Antonio Hernández. Que saliéndonos del Rol de partidos políticos, y rememorando partes de su libro, deja ver cómo entre La Guerra, hay meollos sutiles de filigranas a ojos de lupa inalcanzables, tal parece. Una Mujer, entre el espionaje, sobrevive entre toques de cabellos y traducciones de idiomas, hasta cambios de nombre; María.

Y si nos vamos más al pasado. Nos encontramos con María Magdalena. El Evangelio según María Magdalena. De Cristina Fallarás. Una Mujer que fue el Frente mismo de Guerra de Jesucristo. Según cuenta la autora. Y aunque nadie puede asegurar las realidades, ni las verdades. Seguro, el refrán: De Cada Gran Hombre Hay Una Gran Mujer. Tendrá algo de cierto.

Y es que, esta autora nos habla de María Magdalena como mucho ahincó y tesón. Una firmeza que es propia de un imaginario que nos lleva a preguntarnos a cerca del contexto real y as situaciones que en realidad sucedieron.

Porque María. María es un nombre extraño. Extraño que guarda misterio. Abarca a las Mujeres en todo su esplendor para muchas personas de la sociedad. Y para otros no. Para otros Agnósticos, es como una Flor en el Desierto.

Al final, casadas o no. Sin hijos o no. Con profesiones o no. Siempre el Poder de Ser Mujer. Y Contar con la capacidad de Elegir con quien Compartir Ese Privilegio. Más en estos Tiempos que Corren del Siglo XXI. Que Bien Debería Ser The New Romances.

2 respuestas »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s