joyas para leer

#Microrrelatos: La vida disimulada by Paula Castillo Monreal

Los bares me llevan a ti. Los bares de plástico. Esos con baldosas de barro brillante y eco en las paredes que devuelven las voces de lo íntimo. En lo más hondo de la noche te espero. Vienes a mí con el pecho plagado de estrellas.  Tus espinas, las siento clavadas en los pies al recorrer la calle oscura. Diez centímetros de tacón son demasiados para mí que ya camino por los aires. Tienes un futuro incierto, te digo. Tenemos que usar machetes para abrirnos paso entre la selva. Con nuestro cuerpo expuesto. Siempre nos sobra algo, y luego está lo postizo. Nos hundimos entre las nalgas y los muslos de los hermafroditas. Los estiletes rompen el silencio, y en la soledad del colchón usado, solo ahí, nos acariciamos plegándonos a lo que éramos.

Sé prudente, te digo, y no recuerdes nada de esta noche. Hoy, pago yo.

1 respuesta »

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s