masticadoresdeLetrasEspaña

CARTEL A NINGÚN LUGAR by Nohelia Alfonso

Imagen aportada por la autora

Víctor sabía que la profesora de Geografía le iba a preguntar a él, lo sabía. Ya les había advertido que cuando no sabían la lección les salía una especie de cartel luminoso en la frente que lo anunciaba en plan motel de carretera. Qué condenada la tía… Con el que le iba a poner ya llevaba tres negativos, o sea, se jugaba casi un punto en el examen… y con suerte llegaría como máximo al cinco… No era ninguna lumbrera, que digamos, así que estaba sentenciado. Tenía que habérsela pirado, ¡si sabía que todos los lunes preguntaba, maldita sea! Pero allí estaba mientras ella pasaba lista, y no tenía escapatoria. Cuando mencionara a la última persona, diría aquello de: «Cerramos libros», y comenzaría la función. Si pudiera desaparecer…si tan solo existiera esa posibilidad…, se dijo apretando fuertemente los ojos. 

Cuando los abrió ya no estaba en el instituto. Ni siquiera estaba en ningún lugar. Todo era brillante y estaba solo. Quién sabe cuánto tiempo estuvo caminando sin rumbo, cegado por la blancura de aquella extraña ubicación. Hasta quiso volver a clase, pasadas unas semanas. ¡Él, que pasaba por completo de estudiar! Pero por más que cerraba los ojos y lo deseaba, no reaparecía en el aula… 

A veces oía ecos de sus compañeros. La de Geografía les pedía que señalaran México o Bélgica en el mapa. Gritaba todo lo que podía pidiendo ayuda, aunque nadie lo oía nunca.  Tiempo después empezó a escuchar a la profesora pasar lista y ponerle falta un día tras otro. Pero eso solo fue al principio. Este curso en la lista ni siquiera hay ningún Víctor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s