artículo

ANECDOTAS HISTÓRICAS DE PÍO BAROJA

Reportaje de Julio Merino, publicado en https://elcierredigital.com/patio-de-columnas/728622876/anecdotas-historicas-3-personajes-espanoles.html

Cuentan de Pio Baroja…

Don Pío Baroja y Nessi fue conocido siempre por su agrio temperamento y su “mala leche existencial”. Tanto en los social como en lo político, en lo económico, en lo religioso, en el hombre, en el mundo y hasta en su propia vida se le antojaban absurdos y carentes de sentido. “El hombre – decía- está un milímetro por encima del mono cuando no un centímetro por debajo del cerdo”. Fue siempre un ser excéntrico y huraño, y enfrentaba a cualquiera que hablase con él o se tropezara en la calle. “Solo los tontos tienen muchas amistades. El mayor numero de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez”

Cierto día acudió (ante la sorpresa de sus pocos amigos) a la tertulia organizada por Ramón María del Valle Inclán, en el madrileño Café de Levante. Tras un buen rato viendo como unos y otros tomaban la palabra por turnos y que nunca se llegaba a una conclusión definitiva, Pío se levantó de su asiento y, sin pedir turno de palabra, quiso sentenciar el debate y la discusión de una manera contundente.

-La verdad –dijo- es que en España hay siete clases de españoles… Sí, como oyen. Exactamente los mismos que pecados capitales tiene la Iglesia.

Los que no saben.
Los que no quieren saber.
Los que odian el saber.
Los que sufren por no saber.
Los que aparentan que saben.
Los que triunfan sin saber, y

Los que viven gracias a que los demás no saben. Estos últimos –continuó Pío Baroja- se llaman a sí mismos políticos y a veces hasta intelectuales.”

Pero, la cumbre de su ingenio y de su “mala leche literaria” la alcanzó con el gran Rubén Darío. Al parecer Rubén Darío hizo unas declaraciones refiriéndose a don Pio y a su labor de panadero:

  • Es un escritor de mucha miga, se nota que es panadero

Notablemente molesto, Baroja, muy vasco él, replicó:

  • —Es un escritor con mucha pluma, se nota que es indio.

…Y otro día cuando daba sus paseos habituales por los jardines del Retiro le asaltó un aprendiz de pintor que estaba allí intentando pintar un paisaje, viendo que don Pio fijaba sus ojos en lo que estaba haciendo le dijo:

  • — El arte, Baroja, se hace con sangre 

Y don Pio, sin inmutarse, y con toda la guasa que le caracterizaba le contestó sin dudarlo:

  • — ¡Déjese de estupideces!…Con sangre solo se hacen las morcillas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s